Cuida tus Crocs

Tips de cuidado y limpieza para mantener tus Crocs™ como nuevas.


Consejos de cuidado:

El calor extremo puede hacer que tus zapatos Crocs™ se reduzcan o deformen. Es importante mantenerlos en buen estado, evitando la exposición a calor extremo – Largas exposiciones al sol, lavar el calzado en la lavadora o dejarlos en un coche expuesto al sol durante mucho tiempo. 

Consejos de limpieza:

Zapato Clásico Crocs™: Lavar a mano con agua fría y jabón suave.

Material Elástico: Limpiar suavemente con un paño ligeramente húmedo.

Piel: Limpiar suavemente con un paño húmedo o un cepillo. Aplicar cera o crema para zapatos con un paño o cepillo de algodón o lana.

Cuero Metalizado: Limpiar suavemente con una esponja de goma o con un paño ligeramente humedecido. Utilizar una pomada para restaurar brillo y un spray protector para repeler el agua. 

Suave Cuero de Napa: Quitar el polvo y la suciedad con un paño húmedo. Utilizar un cepillo de algodón para aplicar una crema natural de zapatos o cera. Aplicar lentamente en forma de espiral.

Charol: Limpiar suavemente con un paño ligeramente húmedo y limpio o producto profesional diseñado para limpiar el charol. Nunca utilizar productos químicos perjudiciales, tales como alcohol o detergente líquido. Con éstos se eliminará el brillo y el lustre de los zapatos.

Zuecos de poliuretano y materiales del talón: Utilizar un paño ligeramente húmedo para eliminar la mayor parte polvo y la suciedad. Evitar los limpiadores solventes siempre que sea posible, ya que pueden destruir el pegamento utilizado para unir la suela.

Nobuk o gamuza: Limpiar suavemente con cepillo suave o un cepillo de plástico y aplique un protector de Nobuk en aerosol para repeler el agua.